Popular

Instagram y el deseo de ser «popular»

En el famoso musical de Wicked en el que se explica la historia de la bruja mala de El mago de Oz, Glinda, la bruja buena del Sur, enseñaba a Elphaba, la bruja verde, a vestirse y a peinarse para llegar a ser “popular”. Olvidemos el mundo de Oz y aterricemos, con o sin tornado, en el mundo de los Social Media, más concretamente en Instagram.

Si antes los adolescentes tenían el sueño de llegar a entrar en la casa de Gran Hermano, ahora desean ser influencers o instagramers. En otras palabras, tener el máximo número de followers posibles. Ser “populares”.

Algunos consejos…

Existen algunos consejos para llegar a las más altas cotas de popularidad.

  1. Publica a una hora adecuada. Las noches de los viernes y los sábados son los mejores momentos. La gente en las cenas se aburre de las conversaciones de sus amigos y prefiere publicar que se está comiendo un arroz tres delicias. Y en las discotecas, cuando no suenan grandes éxitos como La barbacoa o El tiburón necesita hacer saber al mundo que está feliz pasándoselo bien, aun sabiendo que desea volver a casa y meterse entre sus sábanas. De lunes a jueves, las mejores horas son de 8.00 a 11.00, a las 14.00, a las 16.00 y entre las 19.00 y las 21.00.
  2. Usa hashtags populares en la red. Teniendo en cuenta que nuestro objetivo es ser populares, hay que abandonar los hashtags tales como #primisquesequieren #yonoqueríahacerloperolohecho, que además de ser inútiles deberían ser multados con una ingente cantidad de dinero.
  3. Cuida tu perfil. Tu perfil es como tu mascota: hay que alimentarla, llevarla al veterinario y sacarla a pasear. Si somos de los que matábamos en el pasado a nuestro Tamagotchi por inanición, y así tratamos a nuestro perfil, caeremos en el abismo de la impopularidad. Una fotografía clara, una convincente biografía (no es un currículum, por lo tanto, mejor no mentir) y un atractivo nombre de usuario son los tres ingredientes perfectos.
  4. Publica buen contenido. Esto se resume, en primer lugar, en unas buenas fotografías, a poder ser retocadas por algún programa de edición para colocar tantos filtros que no reconozcamos ni la playa donde veraneamos ni las arrugas de nuestra propia abuela; y, en segundo lugar, en contenido creativo y original.
  5. Las primeras publicaciones, como las primeras impresiones, son las más importantes. Si te creas una cuenta en Instagram y quieres entrar entre los más populares y destacados, cuida, especialmente las primeras publicaciones que realices.

Si aún así no hemos conseguido que nuestro número de seguidores aumente, siempre podremos utilizar métodos menos “tradicionales”. Si no podemos atraer amigos con nuestro perfil, siempre podemos comprarlos. Existen alguna páginas web en las que, por un módico precio, subimos esta cifra (AiGrow, Fastlykke, Plann, Skwezzer,…).

Algunas desventajas…

Sin embargo, algunos expertos afirmarían que esta no es la mejor opción, puesto que tu cuenta puede perder credibilidad ante el mundoy tu reputación queda resentida, por no hablar de que los seguidores que has comprado acaban por no involucrarse, además de poder recibir spam, comentarios no demasiado apropiados.

Lo que realmente Glinda le quería decir a Elphaba era que hay algo mejor que ser “popular”: ser auténtica. Y en Instagram pasa lo mismo. Todos valoramos las cuentas que nos aportan algo nuevo, desde la originalidad y la singularidad. Morir de fama es vivir en soledad sin ella. Y esto se puede aplicar perfectamente a cualquier tipo de cuenta, incluso a aquellas cuyos propietarios están deseando que le demos un “clic” para aumentar los ingresos.

Albert Cocera

Profesor de secundaria y bachillerato, locutor de radio y colaborador de la televisión local, actor amateur en teatro y cortometrajes y redactor de artículos y blogs en mis ratos libres
Avatar

Latest posts by Albert Cocera (see all)

Deja un comentario